Cómo evitar ser penalizado por Google

Aceptar las reglas de juego de Google no siempre es fácil. Las actualizaciones de sus algortimos son constantes, pero lo último que todos deseamos es encontrarnos un mensaje de penalización que eche al  traste toda nuestra labor de SEO. En este artículo recopilamos las principales recomendaciones para evitar ser penalizado por Google.

  • Evita el texto oculto. Una práctica que era habitual antes y que ahora puede resultar peligrosa porque Google sabrá que se intenta manipular el ranking de búsqueda (Black SEO). Evita poner letras en blanco sobre un fondo en blanco, textos detrás de una imagen (capa) y textos con una fuente diminuta.
  • Evita un excesivo uso de las palabras clave. Si Google detecta, que en un texto que queremos posicionar, le dedicamos más de un 3% a la palabra clave, saltarán las alarmas. Para calcular que esa densidad de palabra es la correcta, podemos aplicar la siguiente fórmula: (Número de repeticiones de palabra clave / Número total de palabras del documento) *100.
  • Crea contenido de calidad. Produce contenido atractivo, temas originales y que aporten valor al usuario que nos está leyendo. Acompáñalo con vídeos o imágenes propias. Si haces esto, los usuarios lo compartirán, y las posibilidades de subir en el ranking serán muchas.
  • No dupliques contenido. No copies el contenido de una página tuya sobre otra y evita la competencia entre las mismas palabras clave.
  • Genera confianza en el usuario. Generar confianza es la base de cualquier relación. Obtener enlaces de sitios que tienen links .edu y .gov o certificados de seguridad (SSL), serán de utilidad para que Google suba de posición tu página.
  • Diseña correctamente tu sitio. Haz tu sitio responsive, que tenga una buena navegación, sin enlaces rotos. Si no sabes cómo empezar, te recomendamos consultar los números artículos sobre diseño responsive que encontrarás en este blog.
  • Cuidado con el Link Farm. Si queremos alojar un enlace en otra página web, intenta que sea por lo menos de la misma temática, porque si no Google podría penalizarte
  • Huye de las redirecciones por Javascript. Cuidado con los enlaces ocultos, cloaking y redirecciones. Google puede pensar que estás encubriendo el enlace y engañando al usuario para tu propio beneficio. Si no lo has hecho de manera consciente y Google detecta esto, tal vez debas de revisar el Adserver, pues te está administrando una publicidad que no te favorece.

Algoritmos Penguin y RankBrain

A modo de bonustrack, explicamos en qué se diferencian los algoritmos  Penguin y Rankbrain, que encontramos dentro de las tripas de Google.

Penguin determina los niveles de calidad de la páginas web, si existe un plagio en tu página, spam o abuso, y sí es así, serás penalizado. Por tanto, Penguin valorará positivamente una  página web con contenido de calidad frente a la cantidad, la diversidad y naturalidad de los enlaces, las señales sociales y más concretamente los enlaces procedentes de Google Plus.

Por su parte, RankBrain es otro algoritmo que hace uso de la inteligencia artificial y determina qué está buscando el usuario, ofreciéndole los resultados de búsqueda más óptimos. Es decir, intenta comprender, en el lenguaje que sea, qué está buscando el usuario sin que la búsqueda resulte ambigua.
RankBrain no se gestiona en tiempo real y requiere cada poco una labor de entrenamiento para ser mejorada, por lo que es capaz de aprender y evolucionar.

Te pueden interesar nuestros artículos ¿Qué debemos tener en cuenta para el SEO en 2017? o los Siete falsos mitos del SEO

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *