Infografía: Cómo mover mi DataWarehouse a la Nube

El Cloud tiene tres poderosas características que lo convierten en el destino final de cada vez más organizaciones. Es totalmente personalizable, permitiendo a los usuarios gestionar y crear sus propios sistemas para un rápido despliegue; en segundo lugar, es altamente escalable, lo que permite ajustar los recursos necesarios en función del uso del sistema; y, en tercer lugar, sólo se paga por lo que se utiliza. Por todo esto, cada vez son más las empresas que necesitan moverse con agilidad sin el lastre de una infraestructura IT inamovible e inflexible. Para ello es necesario mover los servidores on-premise y almacenes de datos a la Nube, una tarea que no tiene por qué ser excesivamente compleja.

Leer más